domingo, 25 de septiembre de 2016

HORA DEL TE

¡Cuánto nos enseña este vídeo!

sábado, 24 de septiembre de 2016

CUIDEMOS LA NATURALEZA

jueves, 22 de septiembre de 2016

CONOCEMOS ALGUNOS ANIMALES

CELEBRA LA VIDA

martes, 20 de septiembre de 2016

TAÍS, LA ROSA DE ALEJANDRÍA

Basado en la Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine.

lunes, 19 de septiembre de 2016

CUENTO: EL CARPINTERO


      

        Había una vez un carpintero especializado en armar casas. Trabajaba para un empresario que le proporcionaba los paneles premoldeados; él los ensamblaba, les remachaba las juntas, levantaba la casa y alistaba los detalles.
Un día, el carpintero decidió que ya ha trabajado lo suficiente y que era hora de dejar su tarea. Así que fue a hablar con el empresario y le contó que se iba a jubilar. Como aún le quedaba una casa por terminar, le advirtió que éste sería su último trabajo y que luego se retiraría.
-¡Qué lástima! -dice el empresario-, usted es un buen empleado... ¿No quiere trabajar un poco más?
-No, no, la verdad es que tengo muchas cosas que hacer, quiero descansar...
-Bueno.
El señor termina de hacer la supuesta casa, va a despedirse del empresario y éste le dice:
-Mire, hubo una noticia de último momento, tiene que hacer una casa más. Si me hace el favor... No tiene nada más que hacer... Dedíquese exclusivamente a hacer esta última casa, tómese el tiempo que sea necesario pero, por favor, haga este último trabajo.
Entonces el carpintero, fastidiado por este pedido, decide hacerla. Y decide hacerla lo más rápido que pueda para ir a descansar, que era lo que él en realidad quería. Ya no tiene nada que defender, va a dejar el trabajo, ya no tiene que buscar la valoración de los demás, ya no está en juego su prestigio ni su dinero, ya no hay nada en juego porque él está amortizado. Lo único que quiere es hacerla rápido.
Así que junta los paneles entre sí, los sujeta sin demasiada gana, usa materiales de muy baja calidad para ahorrar el costo, no termina los detalles, hace, en suma, un trabajo muy pobre comparado con lo que él solía hacer. Y finalmente, muy rápido, termina la casa.
Entonces va a ver al empresario y éste le dice:
-¿Qué? ¿La terminó?
-Sí, sí, ya terminé.
-Bueno, tome... coloque la cerradura, cierre con llave y tráigamela.
El carpintero va, pone la cerradura, cierra con llave y regresa. Cuando el empresario toma la llave, la guarda en una cajita, se la entrega al carpintero y le dice:


-Este es nuestro regalo para usted...

Autor:Jorge Bucay

Después de leer el relato vamos a reflexionar sobre la siguiente pregunta:
¿Tiene este texto alguna relación con la libertad de las personas?

viernes, 2 de septiembre de 2016

EL ARTE NOS ACERCA A DIOS: ROSARIOS DE PÉTALOS DE ROSA

En la Cartuja de Miraflores que se encuentra en la ciudad de Burgos, viven unos monjes pertenecientes a la orden de los cartujos. Su vida está dedicada al rezo, al silencio, a la meditación y al trabajo.
Entre los trabajos que realizan tenemos los rosarios de pétalos de rosa. Las rosas utilizadas las siembran en sus huertos y plantaciones y pertenecen a las llamadas rosas damascenas o rosas de Alejandría. Son rosas con muchos pétalos y una fragancia extraordinaria. Florecen una vez al año porque no tienen, como otros rosales, floración en periodos espaciados.
Para hacer los rosarios recogen los pétalos, los muelen y los prensan. Luego hacen las bolitas a mano y las van engarzando. En la fabricación de cada rosario utilizan alrededor de 3.000 pétalos.
Los rosarios tienen las cuentas de color rojo y los engarces suelen ser de plata.
En la medalla que cierra la sarta de cuentas está la imagen de la Virgen. También tiene a Jesús en la cruz. Estas dos figuras son de acero.
El rosario mide alrededor de 46 centímetros.