lunes, 22 de mayo de 2017

SÍMBOLOS RELIGIOSOS: AGUA DEL DILUVIO UNIVERSAL


Muchos pueblos han dejado constancia de la existencia de una gran inundación, jamás vista, que supuso una tremenda catástrofe. La Biblia nos cuenta que esta lluvia duró 40 días y el agua anegó toda la tierra. De este diluvio solamente se salvó Noé y su familia, gracias a que construyeron un arca por mandato de Dios. Noé estuvo navegando durante 150 días hasta que el agua remitió y pudo establecerse sobre la tierra.
El agua es símbolo de purificación ante una ofensa cometida por los humanos a Dios.

SÍMBOLOS RELIGIOSOS: LA MANZANA


La manzana simboliza la elección que hacen Adán y Eva para seguir su propio criterio que era contrario al de Dios. Pero esta acción tiene sus consecuencias que fueron la expulsión del Paraíso. A partir de ese momento comenzó la vida tal y como la tenemos ahora, con sus sufrimientos, trabajo, enfermedades y muerte.

domingo, 14 de mayo de 2017

PASTORCITOS DE FÁTIMA

En Fátima, Portugal, la Virgen María se apareció a tres pastorcillos. Se llamaban Jacinta, Francisco y Lucía.

Jacinta (1910-1920) era una niña simpática que le gustaba jugar y bailar, aunque en los juegos quería que todos hicieran su voluntad. Sin embargo, después de que se le apareciera la Virgen, cambió y se convirtió en una persona humilde y generosa. Le encantaba mirar las imágenes de Jesús clavado en la cruz y entonces decía que no quería hacer nada que estuviera mal porque Jesús sufría mucho con ello.


A Francisco (1908-1919) le gustaba mucho la música y tenía un carácter tranquilo. Jugaba con otros niños y no se contrariaba, al revés, se adaptaba bien a la voluntad de los demás. Prefería rezar solo y pensaba que Dios estaría triste por los males que hacían las personas. Él quería consolarlo y pasaba mucho tiempo en la iglesia delante del Santísimo.
Enfermó de "gripe española" y, aunque sufrió mucho, no se quejaba.

JACINTA Y FRANCISCO FUERON CANONIZADOS POR EL PAPA FRANCISCO EL DÍA 13 DE MAYO DE 2017 EN FÁTIMA.


Lucía (1907-2005) se encargaba de cuidar ovejas y, habitualmente le acompañaban sus primos Jacinta y Francisco. De mayor estuvo en varios conventos y en el año 1948 se hizo monja de clausura en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra,
Una de las pocas veces que salió de allí fue para entrevistarse con el Papa Juan Pablo II y contarle el tercer misterio que le reveló la Virgen, era el atentado contra él.
La Virgen le dijo a Lucía que ella viviría por más tiempo para propagar sus mensajes.
Estuvo pressente en la beatificación de sus primos en el año 2000.

lunes, 8 de mayo de 2017

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

La devoción al Inmaculado Corazón de María es el culto litúrgico más reciente reconocido por la Iglesia católica. Se refiere a que la Virgen María es el único ser humano libre de pecado desde el mismo instante de su concepción.
A comienzos del siglo XX, cuando la Virgen se aparece en Fátima a los tres pastorcitos, les pide que se consagre el mundo a su Inmaculado Corazón para evitar catástrofes y desgracias. El papa Pío XII cumplió esta petición en el año 1942.
El Inmaculado Corazón se simboliza con un corazón coronado por una llama y rodeado en su parte central por una corona de rosas. El corazón representa al amor maternal de María. La llama se refiere al Espíritu Santo y las rosas son los gozos y los sufrimientos de la Virgen. Los gozos son los privilegios que Dios le concedió y los sufrimientos simbolizan la Pasión de Jesús.

domingo, 7 de mayo de 2017

CORONA DE LA VIRGEN

Según la tradición, la corona de la Virgen María es el premio y el honor a los actos de su vida. En cada pueblo o ciudad se representa de una forma diferente, pero siempre parecida a la de los reyes o nobles.
En el siglo XV, un monje franciscano tuvo una visión en la que observaba que, en cada oración a María, los ángeles iban tejiendo una corona de rosas que remataba con un lirio blanco, símbolo de la pureza virginal mariana.
El libro del Apocalipsis nos indica que la corona de María tiene 12 estrellas. Las siete primeras simbolizan las alegrías de su vida: la Anunciación, la Visitación, el nacimiento de Jesús, la Adoración de los Reyes Magos, la presentación en el Templo de Jerusalén, la Resurrección de Jesús y la Asunción. Las tres estrellas siguientes son los atributos de María: Madre de Dios, su inmaculada concepción y la perpetua virginidad. Las dos últimas son los títulos primigenios que se le adjudicaron: Reina del Universo y Madre de todos los hombres.

jueves, 4 de mayo de 2017

COLORES EN LOS MANTOS DE LA VIRGEN


A la Virgen María la podemos ver, tanto en escultura como en pintura, con el manto en distintos
colores. Cada uno de ellos tiene un significado diferente.
El azul representa el color del cielo y simboliza a María como Reina del Universo.
El blanco es signo de la luz, de la eternidad y del carácter virginal de María. Por esto, además de un manto, siempre lleva algún adorno textil en este color.
El rojo alude a la sangre de Cristo y en el manto de María quiere decir que es "Madre de la Iglesia".
El verde es señal de esperanza y representa a María como Reina de la Creación.
El negro lo vemos en el manto de María cuando acompaña a Jesús al sepulcro porque es color de duelo.
El morado significa penitencia y preparación ante el dolor, y así se representa a la Virgen durante la Pasión.
El amarillo se utiliza con el negro para aportar mayor carga de dramatismo.

miércoles, 3 de mayo de 2017

CINCO ROSAS DE MARÍA


Desde la Edad Media la tradición cristiana vive una fuerte inspiración mariana. Se multiplican sus apariciones a lo largo de todo el Mediterráneo. Es en este contexto, cuando se crea el símbolo de las cinco rosas que adornan muchas de las imágenes de la Virgen que todavía hoy podemos contemplar.
La rosa es una de las flores más apreciadas por su belleza y aroma. Representa la majestad, pero también simboliza el dolor que puede producir con sus espinas.
El significado de las cinco rosas es el siguiente:
-La primera hace referencia al momento que rezaba Jesús en el Huerto de los Olivos y sudaba sangre.
-La segunda recuerda cuando Jesús fue atado a la columna en la casa de Poncio Pilatos.
-La tercera simboliza las vejaciones que sufrió Jesús al colocarle la corona de espinas.
-La cuarta representa la sentencia de muerte.
-La quinta corresponde al instante de la muerte de Jesús entre dos ladrones.